El objetivo de la rabia


“Sólo de ver su cara de felicidad, me da ganas de darle un golpe en la cara. ¿Quién se cree? Llegué primero y, se supone que, debía ser aceptado, pero ¡no fue así ya que esta persona se cree superior a mí!

 

Así es como Dios encontró a Caín cuando estaba airado con su hermano, Abel, por ofrecer una ofrenda mejor que la suya. En gran misericordia, Dios le cuestionó: “¿Por qué estabas enojado?

 

Dios siempre nos preguntará, aunque Él sabe la respuesta, con la finalidad de hacernos reflexionar sobre nuestras acciones. En la realidad, la ofrenda de Abel tocó el ego de Caín, en otras palabras, él se enojó porque pensaba que era mejor que Abel. Pero, como acontece con la mayoría de las personas, Caín no quería pensar o responder a lo que le fue preguntado. Pero, Dios continuo…

 

“¿Por qué ha decaído tu semblante?”

 

Otra pregunta cuya respuesta Dios ya sabía, obviamente, pero era para que Caín analizara lo que llevaba dentro de él. Pero, conforme a sus actitudes, no le importaba ya que él quería sentir y no razonar. Al Dios ver que no Le respondía y, mucho menos, razonaba en lo que estaba haciendo, le dio a Caín una revelación:

 

“Si haces el bien, ¿no serás aceptado? Pero si no haces el bien, el pecado yace en la puerta y sobre ti será su deseo, pero debes dominarlo.”

 

Vea que Dios le estaba previniendo a Caín de lo que terminaría haciendo si no eliminara esa ira dentro de él. Pero, no solo fue eso, sino que su ira no tenía ninguna lógica porque si él hubiera ofrecido lo mejor, habría sido aceptado, como Abel lo fue. ¿Por qué envidiarlo? ¡Aprenda de sus errores y, en la próxima, hágalo mejor!

 

Caín se reusó a escuchar la voz de Dios, como muchos cristianos tienden hacer, descartan la Voz de Dios y se tratan de engañar a si mismo diciéndose cosas semejantes a estas, “Estoy enojado, no quiero pensar ahora, lo único que quiero hacer es sacar este enojo.” Después del desastre y de las actitudes desmedidas, se justifican diciendo, “todo ser humano comete errores”, con la finalidad de sentirse mejor consigo mismo.

 

Se suponía que Caín debería haber aprendido de Abel y admirarlo por su ejemplo. Caín sintió vergüenza de ser el primogénito y haber ofrecido una pésima ofrenda en comparación a su hermano. Se suponía que Caín debía pedirle perdón a Dios por su mala ofrenda, pero a él no lo importaba. Él ignoró todo lo que Dios le había dicho y, peor aún, tomó las peores decisiones.

 

“Caín enfrentó a su hermano Abel y lo mató”.

 

Es lo que ha acontecido con muchos cristianos. No quieren escuchar la Voz de Dios ya que piensan tener control de la situación, y prefieren dar oídos a su ira y al odio en contra de los verdaderos cristianos. Odian el simple hecho que los verdaderos cristianos sacrifican lo mejor para Dios e intentan matarlos con sus palabras. Disfrutan hablar mal, maldicen, cotillean y crean rumores para difamarlos frente a todos.

 

Este es el motivo el por qué muchos se encuentran como Caín, caídos, fugitivos y vagabundos en la tierra, incluso con la marca de Caín que puede representar un “titulo” para que nadie los toque. Pero, Dios y el diablo los conocen.

 

¿Usted tiene odio o rabia en contra de alguien? Tenga conciencia que el propósito de esta ira es de dañar a esa persona. No permita ser dominado por este sentimiento, no utilice su humanidad como una excusa. Existe un famoso verso que dice: “Enójense, pero no pequen; no se ponga el sol sobre su enojo”, y continúa diciendo:

 

“Ni den lugar al diablo.” (Efesios 4:26-27)

 

En la fe.

ler mais
Notícias relacionadas
Reportar erro

comentários

Reportar erro

Deje que nuestro equipo sabe sobre todo gramatical, error técnico o información encontrada en esta página:

El objetivo de la rabia

[recaptcha]

Nota: el enlace y el título de la página se envían automáticamente.


Noticias Falsas

You know about some fake news on the internet about Universal church of the kingdom of god? Report here and we`ll bring up the truth through myths and truths site

Formulario de queja

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Hora de oficina

Editor Ejecutivo:

Coordinador de contenidos:

Informadores:



E-mail de contacto:

Teléfono:

Direcciones

Cep: