El Oro y el Altar: Las Escrituras Transformadas en un Peso (Parte 2)

De nada les serviría a los israelitas sujetar Sus enseñanzas en la frente y en las manos si estas no estaban arraigadas en lo más íntimo de cada uno de ellos...


Para convencer a los demás de su devoción a Dios, los fariseos adoptaban una vestimenta diferenciada. Para que usted entienda eso, es necesario saber cómo los judíos comúnmente se vestían.

Junto a las vestimentas tradicionales, con franjas – que servían para recordarles a los israelitas el favor de Dios y Sus buenas promesas al liberarlos de Egipto –, los religiosos usaban una pequeña cajita de cuero sujeta a la frente, con una tira de cuero entrelazada en el brazo derecho. Esa cajita, llamada filacteria, contenía fragmentos de las Escrituras.

Todas esas especificidades en la ropa fueron comprendidas por los judíos de manera literal, a partir de pasajes como estos:

“Te será́ como una señal en tu mano, y como un recordatorio en tu frente, para que la Ley del Señor esté en tu boca; porque con mano fuerte te sacó el Señor de Egipto.” (Éxodo 13:9)

“Y las atarás como una señal a tu mano, y serán por insignias entre tus ojos.” (Deuteronomio 6:8)

Cuando el Señor dio esas instrucciones, Él deseaba que el ser humano tuviera todo el cuidado para mantener Su Palabra en la mente y en el corazón, y no simplemente atar en su cuerpo fragmentos de las Escrituras. A fin de cuentas, de nada les serviría a los israelitas sujetar Sus enseñanzas en la frente y en las manos si estas no estaban arraigadas en lo más íntimo de cada uno de ellos.

Cuando la Palabra de Dios es interpretada al pie de la letra, y no de manera espiritual, se pierde la esencia que está en ella. Pero fue exactamente eso lo que los fariseos hicieron al alterar el sentido de las Escrituras.

En general, la filacteria y el talit [manto o chal con las franjas] eran usadas en el momento de la oración. Sin embargo, los religiosos comenzaron a usar cajas y tiras mayores y comenzaron a ostentarlas en las calles, como señal de “santidad”. Además, alargaban las franjas por pura vanidad.

Vale decir que ningún mandamiento Divino tiene la finalidad de llamar la atención de los demás hacia aquel que lo practica. Pero, según lo que el Señor Jesús dijo, los maestros judíos anhelaban solo visibilidad. Al colocar franjas enormes en sus vestimentas y filacterias agrandadas, ellos no querían honrar a Dios, sino atraer miradas de admiración y vanagloriarse de una espiritualidad que no tenían.

Continuara…

Regrese a la página principal:https://web.universal.org/usa/es/

ler mais
Notícias relacionadas
Reportar erro

comentários

Reportar erro

Deje que nuestro equipo sabe sobre todo gramatical, error técnico o información encontrada en esta página:

El Oro y el Altar: Las Escrituras Transformadas en un Peso (Parte 2)

[recaptcha]

Nota: el enlace y el título de la página se envían automáticamente.


Noticias Falsas

You know about some fake news on the internet about Universal church of the kingdom of god? Report here and we`ll bring up the truth through myths and truths site

Formulario de queja

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Hora de oficina

Editor Ejecutivo:

Coordinador de contenidos:

Informadores:



E-mail de contacto:

Teléfono:

Direcciones

Cep: